EL JUDO SU HISTORIA Y SUS FUNDADORES

EL JUDO SU HISTORIA Y SUS FUNDADORES

Historia del Judo

PERIODO MEIJI

Para conocer la historia del judo debemos situarnos en le periodo Meiji.

El período Meiji (1868-1912) de la historia japonesa fue una época de inmensos cambios.

Japón cerró sus puertas a Occidente unos dos siglos antes bajo el poder del Shogunato gobernante. Como resultado, permaneció prácticamente sin cambios tanto políticos como industriales, durante este período.

Después de varios intentos fallidos por parte de las naciones occidentales de establecer un comercio con los japoneses a mediados del siglo XIX, Estados Unidos finalmente logró hacerse un hueco en el puesto comercial de Deshima en Nagasaki, mantenido por los holandeses.

USA Y JAPÓN

Esto ocurrió como resultado de dos notables expediciones: la primera por el Comodoro James Biddle en 1846, y la segunda por el Comodoro James Glynn en 1849.

Sin embargo, fue la llegada del comodoro Matthew Perry en 1853 lo que puso en movimiento permanentemente las ruedas del cambio.

Perry trajo noticias del entonces presidente de Estados Unidos, Millard Fillmore, exigiendo que Japón estableciera relaciones comerciales y diplomáticas entre las dos naciones.

Fillmore también amenazó con el uso de la fuerza si no se cumplían estos términos. Como resultado, al año siguiente se firmó un tratado de amistad entre Estados Unidos y Japón, que puso fin al aislamiento de Occidente que había durado desde 1639.

Siguieron tratados similares con Gran Bretaña, Francia, Rusia y los Países Bajos, iniciando así la rápida modernización de Japón.

LA MODERNIZACIÓN DE JAPÓN

La modernización trajo consigo la necesidad de adoptar muchas convenciones occidentales.

Un gobierno constitucional al estilo occidental, una nueva perspectiva capitalista y el desarrollo de la tecnología occidental fueron aspectos importantes de este proceso.

A primera vista, podría parecer que este proceso de modernización era una calle de una sola dirección, con Japón recibiendo y Occidente dando, pero no siempre fue así.

Muchos japoneses viajaron a Europa y América para estudiar, y a la inversa, muchos occidentales vinieron a Japón para estudiar y enseñar.

A través de este sistema de intercambio, muchos aspectos de la cultura japonesa fueron llevados a Occidente.

La estética, el arte y la arquitectura japoneses fueron algunas de las cosas apreciadas por los occidentales.

Otro de estos “regalos” a Occidente fue el judo.

HISTORIA DEL JUDO EN EUROPA Y AMÉRICA

El judo fue introducido originalmente en Europa y América a principios de siglo, y desde entonces se ha convertido en un deporte olímpico internacional muy popular.

La Federación Internacional de Judo, fundada en 1951, cuenta actualmente con más de 180 federaciones miembros nacionales y sigue creciendo.

Para poder entender completamente el judo, es importante saber de dónde viene el judo, y de dónde provienen sus raíces.

El judo evolucionó del antiguo arte japonés del jujutsu.

ORÍGENES DEL JUJUTSU

Aunque los orígenes exactos del jujutsu son un poco misteriosos, la mayoría de los historiadores tienden a estar de acuerdo en ciertos eventos cronológicos relacionados con el jujutsu.

La teoría más popular tiene que ver con una batalla de fuerza entre dos hombres, Nominosukune y Taimono Kehaya, que tuvo lugar durante el reinado del emperador Suijin (249-280 d.C.).

Esta batalla fue un arduo asunto que involucró varias técnicas de agarre y combate cuerpo a cuerpo.

El eventual vencedor fue Nominosukune, que derrotó a su oponente dándole patadas hasta la muerte.

El resultado de este concurso fue la formación de dos escuelas de combate distintas; una se convirtió en la lucha de sumo moderna y la otra en el jujutsu.

A través de siglos de experiencia en el campo de batalla, el jujutsu se convirtió en un medio altamente efectivo de ataque y defensa para los samuráis de Japón.

ESCUELAS O RYUS DE JUJUTSU

No fue hasta el periodo Sengoku (1477-1603), también conocido como la “Edad de las Guerras”, que las técnicas de jujutsu comenzaron a enseñarse en diferentes escuelas o ryu.

Cada escuela se centró en su propia forma única de jujutsu.

Uno de los primeros ryu en ganar fama en todo Japón fue el Takeuchi ryu, que se originó en 1532.

En una famosa pelea, un miembro del Takeuchi ryu derrotó con éxito a un oponente mucho más grande, demostrando así la obvia eficacia del jujutsu como una forma de combate cuerpo a cuerpo.

Muchas otras escuelas se desarrollaron durante los períodos de Sengoku y Tokugawa (1604-1868).

Entre las más famosas de estas escuelas estaban las de Yoshi ryu, Jikishin ryu, Kito ryu y Tenshin-Shinyo ryu.

JIGORO KANO

JIGORO KANO
EL FUNDADOR DEL JUDO

En 1860, Jigoro Kano, el fundador del judo, nació en Miyage, en la prefectura de Yamagata.

Se decía que Kano era un hombre de “constitución débil”, y tomó jujutsu con la esperanza de fortalecer su mente y su cuerpo.

Kano estudió muchas formas de jujutsu y en 1878 se convirtió en estudiante del Tenshin-Shinyo ryu bajo la instrucción de los maestros Hachinosuke Fukuda y Masatomo Iso.

También estudió las técnicas del Kito ryu con el Maestro Tsunetoshi Ikubo. Kano continuó su diligente estudio del jujutsu, eventualmente perfeccionando sus propias técnicas a las que dio el nombre de Nippon den Kodokan Judo, en su forma abreviada, Judo.

ETIMOLOGÍA DE JUDO

“Ju” proviene de la interpretación japonesa de una palabra china que significa “suave” o “flexible”, y se relaciona con la noción de dar paso a la fuerza de un oponente en lugar de resistirla.

“Do” significa “camino” o “sendero”, a diferencia del “jutsu” que significa “arte”.

Al nombrar así al judo, Kano deseaba distinguir su nueva escuela de las de jujutsu. Kano escribió: “El Jujutsu ryu empleaba prácticas peligrosas como lanzar con métodos bastante incorrectos o aplicar torsión a las extremidades”.

En el judo, Kano deseaba crear un deporte que pudiera ser practicado y disfrutado por todos, mientras que, al mismo tiempo, permaneciera físicamente desafiante y competitivo.

LA PRIMERA ESCUELA DE JUDO: EL KODOKAN

EL PRIMER GIMNASIO DE JUDO
EL LEGENDARIO KODOKAN

En 1882, a la edad de veintitrés años y siendo aún estudiante en la Universidad Imperial de Tokio, Jigoro Kano abrió una escuela para su “judo”.

Llamó a esta escuela el Kodokan, que significa literalmente “lugar para estudiar el camino”.

El Kodokan original estaba situado en Shitaya y sólo tenía doce alfombras (3’x 6′ cada una) y nueve estudiantes.

Cuando Jigoro Kano falleció en 1938, a la edad de 78 años, había más de 100.000 cinturones negros en el judo.

KODOKAN

Ahora hay millones de cinturones negros registrados en el moderno Kodokan en el centro de Tokio.

El Kodokan es ahora también la sede de la Federación Japonesa de Judo. Es una meca para los luchadores de judo de todo el mundo.

El edificio de ocho pisos incluye un museo, instalaciones para entrenamiento con pesas, dormitorios y seis dojo separados, con el dojo principal con más de 400 colchonetas.

Jigoro Kano era un hombre muy bien educado; hablaba inglés con fluidez, era director de dos escuelas japonesas prominentes y era un escritor consumado.

Un erudito consumado, Kano logró el título de Profesor y se convirtió en el presidente de la facultad de Educación Física de la prestigiosa Universidad de Tokio.

Poco después, en 1911, las instituciones educativas de todo Japón comenzaron a incluir el judo como parte de su programa de estudios.

LOS VIAJES DE KANO

Con el fin de promover aún más el judo en todo el mundo, Kano hizo numerosos viajes al extranjero.

Visitó Gran Bretaña en 1920. Estados Unidos en 1932. Fue presidente honorario de la Federación de Atletismo Amateur Japonesa en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles.

Kano también ayudó a fundar el Comité Olímpico Japonés y asistió a la Conferencia Olímpica Internacional en El Cairo en 1938, con la esperanza de cumplir su sueño de que el judo fuera reconocido como deporte olímpico.

Lamentablemente, el profesor Kano murió en el mar a su regreso de la conferencia.

JUDO: DEPORTE OLÍMPICO

En un tributo adecuado al fundador del judo, el sueño de Kano se hizo finalmente realidad cuando los Juegos se celebraron en Tokio en 1964. Ese mismo año el judo se convirtió en un deporte olímpico oficial.

EL PRIMER CLUB DE JUDO DE EUROPA

Europa asistió a su primera demostración de jujutsu en 1899.

Yukio Tani (1881-1951) y su hermano llegaron a Inglaterra para enseñar jujutsu a petición del Sr. B.B. Barton-Wright.

JUDO BRITANICO
EL CREADOR DEL JUDO EN REINO UNIDO

Más japoneses llegaron al final del siglo, y a través de numerosas demostraciones y exposiciones, el jujutsu se hizo muy popular en Gran Bretaña.

Sin embargo, no fue hasta 1918 que se fundó el primer club oficial de judo en Europa.

En enero de 1918, Gunji Koizumi (1885-1965) abrió el dojo Budokwai en Londres. El Budokwai era originalmente un centro comunitario japonés y era frecuentado por miembros del Ejército y la Armada Imperiales Japoneses y sus familias que estaban destacados en Londres.

Aunque el Budokwai era un club de judo, a principios de los años 1900 el judo todavía era conocido como jujutsu.

No fue hasta 1920, que la palabra “judo” se extendió.

 

EL PADRE DEL JUDO BRITÁNICO

Koizumi, el “padre del judo británico”, nació en la prefectura de Ibaraki, al norte de Tokio.

Como Kano antes que él, Koizumi fue un artista marcial consumado. Comenzó a estudiar kenjutsu (“el arte de la espada”), cuando sólo tenía doce años.

Más tarde estudió en el Tenshin-Shinyo ryu con el Maestro Nobushige Tago.

En 1904, Koizumi viajó a Fusen, Corea, donde estudió en una escuela dirigida por un ex samurai llamado Nobukatsu Yamada. Yamada le enseñó las técnicas del Shin-Shin ryu; jujutsu y katsu.

Dos años más tarde, en 1906, Koizumi se trasladó a Singapur, donde estudió las 144 técnicas del Akijima ryu.

LLEGADA DE KOIZUMI A INGLATERRA

En mayo de 1906, Gunji Koizumi llegó a Inglaterra y comenzó a enseñar jujutsu en Liverpool.  Después abriría el London Budokwai en 1918.

Desafortunadamente, debido a que el Museo Británico fue extensamente dañado en la Segunda Guerra Mundial durante el bombardeo de Londres, muchos de los registros relacionados con la historia temprana del judo en Gran Bretaña han sido destruidos.

YOSHIAKI YAMANITA: EL INTRODUCTOR DEL JUDO EN AMÉRICA

Al otro lado del Atlántico, Yoshiaki Yamashita, que era estudiante de Jigoro Kano, introdujo el judo en América en 1902. Yamashita llegó a los Estados Unidos por Theodore Roosevelt, quien había aprendido judo bajo su instrucción, mientras estaba en Japón.

El judo se desarrolló lentamente en los Estados Unidos, con la apertura del dojo principalmente en la costa oeste y en Hawaii.

LOS CUATRO YUDANSHAKAI

Como se mencionó anteriormente, Jigoro Kano visitó los Estados Unidos en 1932 mientras asistía a los Juegos Olímpicos y fue durante esta visita que se formaron cuatro yudanshakai (organizaciones de cinturón negro).

Estos estaban ubicados en el sur de California, el norte de California, Seattle y Hawaii. El judo estadounidense recibió un fuerte impulso después de la Segunda Guerra Mundial, ya que muchos militares que habían estado destacados en Japón habían estudiado en el Kodokan y, a su regreso a los EE.UU., crearon sus propios clube.

EL JUDO EN CANADÁ

La introducción del judo en Canadá también ocurrió en la costa oeste.

Era el año 1924, y un joven judoka japonés llamado Takagaki abrió el primer dojo de Canadá.

La apertura de este dojo sirvió tanto para fines deportivos como sociales. Jigoro Kano finalmente visitó Vancouver y nombró al dojo canadiense Kidokan.

Durante la guerra, muchos japo-canadienses se vieron obligados a trasladarse al este, llevandose al judo con ellos.

Después de la IIGM muchos japoneses optaron por permanecer en sus nuevas comunidades. Esto condujo al comienzo del judo en lugares como Alberta, Toronto y Montreal.

EL JUDO EN ESPAÑA

Onosiko y Raku iniciaron el judo en España, tras las demostraciones que realizaron después de la II GM.

Se inició un grupo de práctica encabezado por el príncipe Acosta en 1946.

En el 47 con la inestimable ayuda del  cinturón negro 2º DAN Alfredo San Bartolomé empezó a despuntar.

A este judoka le seguirán Michel Martin en 1949 en Madrid y Henri Birnbaum en 1950 en Barcelona.

DÉCADAS DE LOS 50 Y 60

En la década de 1950, el deporte estaba bien establecido en Norteamérica y Europa.

Hacia 1956, los Campeonatos Mundiales de Judo se celebraron en Tokio, Japón. Entonces, el judo aún no tenía categorías de peso y sólo había una división en la que se podía combatir.

La dominación de los japoneses fue evidente en los dos primeros Campeonatos Mundiales. Esto cambió en el tercero, celebrado en París en 1961, donde surgió un nuevo campeón. Este fue el gigante holandés Anton Geesink, que también ganó la primera medalla de oro olímpica en judo en 1964.

En las décadas siguientes, los japoneses continuaron reinando en el mundo del judo, aunque recientemente la marea ha cambiado.

HOY EN DÍA

EL JUDO EN NUESTROS DIAS
COMBATE OLÍMPICO DE JUDO

El judo es ahora, más que nunca, un deporte verdaderamente internacional. Hay campeones olímpicos de muchos países europeos, entre ellos españoles, o de origen americano. aunque no ha perdido su  herencia japonesa.

Dondequiera que se practique el judo en todo el mundo, su terminología y costumbres siguen siendo japonesas.

COSTUMBRES

Al entrar y salir de un dojo, un judoka se inclina ante un retrato del profesor Jigoro Kano. Esto es muestra de respeto por el hombre que creó este deporte único. Esto no es común en otros deportes de combate, pero si en algunas artes marciales

Por lo tanto, con las muchas ideas y productos occidentales que se han traído a Japón desde la Restauración Meiji (algunos más libremente que otros), es reconfortante saber que los japoneses han dado muchos “regalos” a Occidente a cambio. El judo es uno de los más preciados.

nueve razones para que los niños practiquen judo
las nueve razones para que los niños practiquen judo

10 razones por las que el judo es mejor para tus hijos que los deportes de equipo

El entrenamiento de judo es una actividad mucho mejor para los niños que los deportes de equipo como el béisbol, el baloncesto y el fútbol.

1. AUTODEFENSA:

La primera razón por la que la mayoría de las personas practican las artes marciales es para defenderse.

No sólo las artes marciales te enseñarán las técnicas para defenderte a ti mismo, sino también la manera de pensar en defenderte a ti mismo.

También te ayudan a desarrollar los reflejos que necesitas si alguna vez te encuentras en dificultades, y te dan la confianza para defenderte.

2. CINTURONES Y RANKING:

Los cinturones son una gran manera de ayudar a los niños a seguir su progreso y motivarlos a esforzarse más.

Los cinturones y la clasificación pueden ayudar a construir la confianza del niño y su deseo de tener éxito.

Para este propósito, la mayoría de los estilos de artes marciales utilizan un sistema de cinturones de colores para indicar los niveles de conocimiento y habilidad de sus practicantes.

En muchos casos, la primera promoción del cinturón se puede lograr en pocas semanas. Cuando los niños obtienen ese primer cinturón, les muestra que con la motivación adecuada, pueden tener éxito.

Un cinturón nunca es suficiente, una vez que el niño pasa una prueba de cinturón, ya está pensando en la siguiente.

3. CONFIANZA EN SÍ MISMO:

A medida que los niños se vuelven más hábiles, su confianza aumenta significativamente.

Se vuelven más seguros de sí mismos.

Los Sensei’s (Maestros) animan a sus estudiantes a alcanzar esta meta, pero el nivel de confianza se extenderá mucho más allá del Dojo (Estudio de Artes Marciales).

4. EJERCICIO:

La clase de artes marciales clásicas a menudo se compone de calentamiento, enseñanza y práctica de movimientos y posiblemente algún tipo de sparring.

El calentamiento y la práctica incluyen la mayor parte del tiempo. Durante ese tiempo su hijo estará constantemente en movimiento – estiramientos, abdominales, puñetazos y patadas.

El entrenamiento que cada niño recibe no sólo ayudará en el desarrollo natural de sus músculos, sino que también le ayudará a construir sistemas cardiovasculares más fuertes.

5. ÉNFASIS EN EL LOGRO INDIVIDUAL:

En las artes marciales, el éxito de cada niño se basa en sus propias cualidades individuales.

Sí, tu hijo puede no ser el mejor judoka de su clase, pero eso será porque lo intentó y perdió, y no porque no fuera lo suficientemente bueno para no salir del banquillo. A diferencia de los deportes de equipo, en el judo siempre se “juega”.

Sabiendo que su propia ambición y trabajo duro los llevará al éxito, estarán motivados a seguir sus sueños sin el miedo de odiar el deporte o no tener la oportunidad de practicarlo.

6. DISCIPLINA:

El núcleo de cualquier arte marcial es ‘la práctica hace al maestro’.

Hay una repetición constante en los ejercicios y prácticas con énfasis en los detalles y el ritmo.

Patear, golpear y lanzar se practican y se repiten una y otra vez.

Todo esto enseña a los niños a respetarse unos a otros, a respetar a sus oponentes y colegas, y a jugar juegos justos y justos.

7. EL JUDO NO SE TRATA DE FUERZA BRUTA, SE TRATA DE CONTROL:

Los profesores de judo enfatizan el concepto de máxima eficiencia.

Esto es evidente, ya que la raíz de muchas técnicas de Judo no es necesariamente la fuerza bruta, sino el uso de los movimientos y la fuerza de sus oponentes contra él o ella.

Aunque la fuerza física y el tamaño son importantes, la fuerza mental es, probablemente, el factor más crítico en la competencia.

8. EQUIDAD DE GÉNERO:

La mayoría de los padres consideran las artes marciales un deporte para los niños pero no para sus hijas.

Sin embargo, las artes marciales, son uno de los pocos deportes en los que los niños y las niñas pueden jugar juntos.

También hay tremendas oportunidades internacionales en las artes marciales femeninas.

También da a los hermanos y hermanas la oportunidad de practicar juntos y aprender unos de otros también.

9. RESPETO POR LA FUERZA:

Lo primero en lo que los padres piensan cuando envían a sus hijos a clases de artes marciales es:

“¿Mi hijo va a usar esto para lastimar a otros?”

Aunque esta es una preocupación legítima que siempre es abordada desde el principio por los instructores.

Estos siempre  recuerdan a los estudiantes, que las técnicas que aprenden en el dojo se quedan en el dojo. Solo deben usarlas fuera en defensa propia, y no deben ser utilizadas para intimidar a la gente.

10. COMPETENCIA:

Al igual que en los deportes de equipo, el Judo se trata de competición.

Este es ideal para que los niños pongan a prueba  y muestren sus habilidades.

Puntúa este post

1 comentario en “EL JUDO SU HISTORIA Y SUS FUNDADORES

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies