SAMURAIS

SAMURAIS

SAMURAIS: LOS GUERREROS LEGENDARIOS DE JAPÓN

A finales del siglo VIII se produjo el surgimiento de los clanes guerreros samurais japoneses.

Durante el periodo Heian (794-1185), los principales terratenientes consolidaron sus bases de poder, hasta que el señor de la guerra más poderoso,  el “Shogun” (general bárbaro que subyugaba), llegó a controlar al emperador.

Los samurais (también bushi) eran una clase de guerreros que surgieron en el siglo X en el Japón medieval y que duraron hasta el siglo XVII.

El tipo ha sido idealizado desde el siglo XVIII como el epítome de la caballerosidad y el honor. Aunque hay muchos ejemplos de samurais que muestran gran lealtad a sus amos, la realidad es que la guerra en el Japón medieval fue tan sangrienta e inflexible como en cualquier otra región.

Es cierto que, a partir del siglo XVII, y ya no se necesitan en el ámbito militar, los samuráis se convirtieron a menudo en importantes maestros y asesores morales dentro de la comunidad.

El sistema gubernamental de reclutamiento se terminó en el año 792 d.C., por lo que en el siguiente período Heian en Japón (794-1185 d.C.), se formaron ejércitos privados para proteger los intereses de los nobles que pasaban la mayor parte de su tiempo fuera de la corte imperial.

Tipos de Samurais

Este fue el comienzo del samurai, un nombre que literalmente se traduce como “asistente”, mientras que el verbo “samurau” significa “servir”.

Había otras clases de guerreros, pero los samurais eran los únicos que tenían la connotación de servir a la corte imperial.

Los samuráis eran empleados por los señores feudales (daimyo) para defender sus territorios de sus rivales, para luchar contra los enemigos identificados por la corte imperial y para luchar contra tribus y bandidos hostiles.

Como los samurais finalmente se organizaron en grupos con poder político, fueron capaces de tomar el relevo de una débil corte imperial en el siglo XII d.C.

Así, desde el periodo Kamakura (1185-1333 d.C.) se fundó un nuevo sistema de gobierno dominado por los guerreros, que se mantuvo hasta el siglo XIX d.C.

Muchos samurais venían de la llanura de Kanto y habían adquirido una valiosa experiencia en las campañas contra las tribus Emishi del norte.

En estas batallas, los guerreros comenzaron a desarrollar un código, que les dio la posibilidad de ganarse una reputación y aumentar su estatus entre sus compañeros y amos.

Naturalmente, la valentía en el campo de batalla era primordial y se desarrolló una tradición de samuráis que cabalgaban a la batalla gritando su linaje y sus acciones pasadas, y desafiando a cualquiera de los enemigos a un solo combate.

Clasificación samurai

Sin embargo, no fue hasta el periodo Edo (1603-1868 CE) que se desarrolló un sistema totalmente estandarizado de estatus y clasificación para los samurais. Había tres rangos principales:

  • gokenin (criados), los más bajos y vasallos de un señor feudal.
  • goshi (guerrero rústico), podían cultivar su tierra independiente pero no podían tener las dos espadas del rango completo de samurai.
  • hatamoto (bannermen), el rango más alto.

Los samurais representan sólo el 6% de la población total, y su elevado estatus les otorga ciertos privilegios, en particular el derecho a matar a cualquier persona que los haya ofendido en el acto y que se encuentre por debajo de su rango social sin ninguna repercusión legal.

Esto a veces llevaba a incidentes desafortunados en los que los samuráis probaban sus espadas contra transeúntes inocentes. A esto se le llamaba tsujigiri, o “cortar en la encrucijada”.

Muchos samurais tenían sus propios asistentes dedicados o baishin que también trabajaban en cualquier tierra que poseía su señor.

"<yoastmark

La Espada del Samurai y otras armas

El arma principal de los primeros guerreros samuráis era el arco y la flecha.

Los guerreros samurai montaban a caballo y luchaban principalmente con arco y flechas, aunque también tenían una espada larga curvada.

Tenían una segunda espada más corta, y un decreto del gobernante Hideyoshi en 1588 declaraba que sólo los samuráis completos podían llevar dos espadas. Esto se convirtió en un importante símbolo de estatus.

Su método preferido de ataque era la sorpresa, a menudo en un ataque nocturno.

Llevaban una capa de seda conocida como horóscopo, que se sujetaba al cuello y a la cintura. También llevaban armadura de cuero ligera y flexible.

La armadura más pesada por la que los samurais son famosos hoy en día sólo se usaba a partir del siglo XVII.

Los samurais llegaron a pertenecer a casas militares específicas o a buke.

No había mujeres samurai, aunque sí existía un pequeño grupo de mujeres guerreras conocidas como onna bugeisha (“mujeres marcialmente cualificadas”).

A partir del siglo XIII, la espada samurai se convirtió en el arma principal.

La espada de los samurais, era algo más que un arma; se creía que tenía un significado espiritual y místico, e incluso, algunos creían, que contenía el alma del guerrero que la portaba.

El arco y la flecha, seguían siendo una parte importante de la armería de los samuráis, pero a medida que pasaban de pelear a caballo a pelear a pie, otras armas como la lanza y la naginata también se hicieron populares.

Tipos de armas

Arco y Flechas

Los samurai empezaron como arqueros, y fue una parte importante de cómo lucharon durante cientos de años. Además de los arcos, llevaban pequeñas cajas de aljaba en sus cinturones, de las que sobresalían las flechas para facilitar el acceso.

Katana

Como en Europa, la espada era el arma principal de la nobleza feudal. La katana era una espada larga de una sola hoja con una ligera curva. Los samuráis los llevaban en la cadera izquierda.

La mejor katana eran las creaciones de maestros artesanos con espadas de increíble fuerza y agudeza. Normalmente se usaban con el borde hacia abajo.

Wakizashi

Una espada más corta que la katana, el wakizashi a menudo estaba emparejado con ella, lo que permitía a los samuráis poseer un conjunto decorativo de espadas. Junto con la katana, se convirtió en el arma icónica de los samuráis.

Naginata

La naginata, un arma de palo largo, fue un arma tradicional a lo largo de la historia del Japón feudal. Era especialmente popular entre los sohei, una secta de monjes guerreros. También era común entre la infantería y a veces usado por los samuráis, dándoles un alcance extra.

No-Dachi

Estando en algún lugar entre una katana y una naginata en diseño, un no-dachi era una espada increíblemente larga, a veces tan alta como un hombre. Fue empuñada con dos manos y llevada a través de la espalda en una larga vaina.

Tanto

En el extremo opuesto de la escala del no-dachi estaba el tanto. La mayoría de los samuráis llevaban una de estas cortas y afiladas dagas. Algunos llevaban dos.

El tanto no era un arma primaria de guerra. Dada su longitud, era de poca utilidad contra espadas y lanzas. Tenía una función ceremonial y decorativa.

También era un arma de último recurso y se utilizaba en los suicidios de muchos samuráis que acabaron con sus vidas después de fracasar en el campo de batalla.

Casco

Como en la mayoría de los conflictos, un casco era una de las piezas de armadura más importantes que un guerrero samurai podía llevar.

Basados en una forma de cuenco metálico que protegía la cabeza, los primeros cascos samurai tenían un amplio fukigayeshi (girar hacia atrás al lado de la cara) y shikoro (un protector de cuello).

Con el tiempo, ambos se encogieron, aunque alguna forma de shikoro permaneció. Al final del desarrollo de los samuráis, los hombres de alto rango añadieron plumas, cuernos u otra decoración a sus cascos.

Armadura Yoroi

Los primeros samuráis llevaban una especie de armadura llamada yoroi. Se hizo uniendo pequeñas escamas de armadura con tangas de cuero y barnizando la placa resultante. Los gruesos cordones de seda se unieron entre sí superponiéndose a las placas yoroi.

Un samurai solía llevar armadura en el cuerpo, como falda en la parte superior de las piernas, y como solapas en los hombros que dejaban los brazos libres para el tiro con arco.

Agemaki

El agemaki era un nudo de cuerdas de seda que unían la armadura yoroi en la espalda.

Se convirtió en un símbolo de estatus decorativo y todavía se usaba en la armadura mucho después de que ya no era necesario mantenerla unida. Fue desplazada por la más visible bandera sashimono.

Kote

Un samurai que no usaba arco podía llevar unas mangas blindadas llamadas kote bajo sus hombreras.

Al principio, eran bolsas de tela con placas de metal cosidas. Más tarde, cuando los samuráis abandonaron el arco y lucharon de cerca, surgieron otros tipos de kote, incluyendo el chainmail.

Armadura de piernas

Al igual que el kote, la armadura de piernas evolucionó en su protección. El suneate, (guardias para la parte inferior de las piernas) se hizo más largo y se unieron por el haidate, (guardias de los muslos).

Armadura Haramaki

El estilo de armadura que reemplazó a yoroi era haramaki. Le quedaba bien al que la llevaba y en cierto modo se parecía más a la armadura de la infantería regular. Los protectores de hombro grandes fueron reemplazados por otros más pequeños y ajustados.

Tatami-Gusoku

Una forma posterior de armadura samurai, el tatami-gusoku era también una de las más simples. Una selección de placas de blindaje cosidas sobre un soporte de tela, se unieron mediante eslabones de cadena.

Hoate

El hoate era una placa facial pegada al casco de un samurai. Apareció relativamente tarde en el desarrollo de las armas y armaduras de los samuráis.

A principios del siglo XVI, el hoate era relativamente pequeño. Cubría el mentón y era una placa de anclaje para las cuerdas que sujetaban un casco en su lugar.

A finales de siglo, se había convertido en una máscara facial completa. Formado en un rostro gruñón e intimidante, mostraba un rostro aún más temible que el del samurai que había debajo. A menudo tenía un bigote de cerdas de pelo de caballo.

Abanico de señalización

Para pasar mensajes y órdenes a sus tropas en batalla, los samuráis llevaban abanicos de señalización. Eran pequeños y decorativos. Algunos estilos estaban reservados sólo para los comandantes.

Los árbitros todavía los usan en los partidos de lucha de sumo.

Sashimono

Otra parte importante de la señalización y organización de los samuráis en batalla eran los sashimono.

Era un estandarte suspendido en un poste y llevado en la parte trasera de la armadura de un samurai. Estaba blasonado con el anagrama, o insignia, del comandante al que servía el samurai.

Como muchas muestras heráldicas, cumplió varias funciones en la batalla.

Era una forma de mostrar la presencia de un samurai y glorificar al comandante. También de intimidar al enemigo, ya que veía filas y filas de pancartas que mostraban la presencia de guerreros samuráis de élite.

El Código Bushido

Los samurais desarrollaron su propio código de ética. Este estaba construido alrededor de la idea de lo que significa comportarse como un guerrero ideal.

Originalmente se llamo Kyuba no Michi (el Camino del Caballo y el Arco).

Más adelante se convirtió en el famoso Bushido (Camino del Guerrero).

El código del Bushido proporcionaba un estándar que se esperaba que todos tratasen de cumplir.

Entre sus principios estaba que los samurais fueran totalmente leales a su señor. También, que estuvieran dispuestos a morir por él e incluso dispuestos a servirle en la próxima vida.

A cambio, podían esperar recibir posiciones oficiales, tierras y riquezas, especialmente del botín de guerra.

Sin embargo, la mayoría de los mejores expertos en artes marciales del Japón feudal lucharon por el sentido del honor que les dio y la esperanza de que su nombre pasara a la historia como leyenda samurai.

SEPPUKU

Se esperaba que los integrantes de las altas esferas de los samuráis luchasen hasta la muerte. Incluso si esto significaba matarse para evitar ser capturados.
El método honorable era el seppuku o autodestripamiento, ya que se consideraba que el estómago contenía el espíritu, no el corazón.
El guerrero primero se ponía una túnica blanca, símbolo de pureza, y luego se cortaba el abdomen con un golpe de cuchillo de izquierda a derecha.
Al no ser un método de suicidio particularmente rápido y eficiente, un asistente estaba normalmente a mano con una espada especial, conocida como kaishakunin, para decapitar al samurai.
Se esperaba que los seguidores y seguidores de un samurai se suicidaran al perder a su amo en un código conocido como junshi o `muerte por seguimiento”.

SAMURAI COMO HÉROES: YOSHITSUNE

Muchos héroes de la mitología japonesa son guerreros samurai y ninguno es más famoso que el legendario Yoshitsune (1159-1189 CE).
Minamoto-no-Yoshitsune, nacido Ushiwakamaru, fue el hermano menor del shogun y un general exitoso en la Guerra de Gempei (1180-1185 CE).
Su estatus legendario surge de su posición como el epítome del guerrero leal, honorable e imperturbable.
Se le enseñó esgrima cuando era joven. Libró el campo de varios ladrones y obligó al monje guerrero Benkei a convertirse en su fiel sirviente.
Ganó muchas batallas, las más celebres, liderando una carga de caballería en Ichinotani y saltando el puente de un barco en Danno-Ura y esto finalmente despertó los celos de su hermano.
Esto obligo a Yoshitsune a huir al norte de Japón.
Pero el héroe no iba a tener un final feliz, ya que el shogun finalmente encontró y bloqueó a Yoshitsune en un castillo que luego fue quemado hasta los cimientos.
En algunas versiones del mito, Yoshitsune escapó para convertirse en el príncipe mongol Temujin, más tarde conocido como Genghis Khan.
La historia de Yoshitsune se convirtió en un tema básico del teatro Noh y Kabuki.

LOS CUARENTA Y SIETE RONIN

47 samurais sin señor o ronin
Los 47 ronin

Quizás los samurais más famosos de la vida real fueron los 47 ronin. En parte por el episodio de seppuku masivo.  La historia del 47 Ronin (Shijushichishi) ocurrió en 1703 DC.
El señor de Ako, Asano Naganor estaba en el castillo del shogun en Edo.
Un día fue insultado por el jefe de protocolo del shogun, Kira Yoshinaka.
Naganor, tontamente desenvainó su espada. Este acto, llevaba implícito una ofensa capital al Shogun. Dentro de las murallas del castillo no se podían realizar actos violentos. Por lo que nuestro protagonista se vio obligado a cometer seppuku.
Sin embargo, sus 47 seguidores samuráis, ahora conocidos como ronin (‘vagabundos’ o’samuráis sin señor’) juraron vengarse de Yoshinaka.
Esperando durante dos años, finalmente consiguieron pillar a Yoshinaka y pusieron su cabeza decapitada sobre la tumba de su maestro caído.
Los ronin fueron castigados por su crimen. Se les dió la opción de ser ejecutados o practicarse seppuku.
46 ronin (falta uno pero no sabemos por qué), de entre 15 y 77 años, decidieron aceptar el seppuku.

Estos 46 hombres garantizaban así su legendaria condición, de grandes seguidores al pie de la letra del código samurai.
Los ronin fueron enterrados, junto a su señor, en el Templo Sengakuji.

DECADENCIA Y POSTERIOR MITOLOGIZACIÓN

La importancia de los samuráis y de los ejércitos locales se redujo considerablemente tras la política estabilizadora del Shogunato de Tokugawa (1603-1868 d.C.).
Esta política trajo una paz relativa en todo Japón.
Esto continuó el proceso iniciado medio siglo antes por Hideyoshi, que había desarmado a la población rural y prohibido a los samuráis trabajar la tierra.
Muchos samuráis, enfrentados a convertirse en granjeros pacíficos o en sirvientes de los señores locales cuando no había guerra, tomaron un tercer camino y se convirtieron en maestros, administradores (especialmente en finanzas) y guías morales.
Los samurais seguían gozando de un estatus social elevado. En parte porque eran miembros del más alto rango shi. Esto los situaba por encima de los comerciantes, artesanos y agricultores, dentro del sistema de clasificación shi-no-ko-sho.

En el siglo XVIII d.C. se produjo una romanticización de los samuráis, que aún hoy se perpetúa en los medios de comunicación.

Por ejemplo, la famosa frase inicial de la Hagakure de Yamamoto Tsunetomo, un libro sobre la esgrima escrito en 1716 d.C. en tiempos de paz, afirma con audacia que “el Bushido es una forma de morir”.

En 1872 se reintrodujo el servicio militar obligatorio.

En 1876 se disolvió formalmente a los samuráis.

Sus descendientes siguieron siendo distinguidos con el título de shizoku, hasta la Segunda Guerra Mundial.

Puntúa este post

2 comentarios en “SAMURAIS

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies